Flashmob: Crónica de un día con Carlitos por Chukes Rivers

Sabíamos que a Carlitos siempre le ocurrían cosas afortunadas y desafortunadas, pero siempre fascinantes.

.

Todos tenemos un amigo al que todo le pasa, o somos ese amigo que todos tienen, al que todo le pasa. Tal es el caso de Carlitos, y no, no es el que baila el cha cha chá (ése era Carlitos), aunque precisamente por un baile fue que ocurrieron una serie de acontecimientos extraños.Para contextulizar, el 14 de febrero se celebra el aniversario de la fundación de Guadalajara, Jalisco, por lo que en el centro de la ciudad se realizan eventos culturales para conmemorar la fecha.

Pues bien, era el 13 de febrero y comenzarían los festejos con un flashmob, lo cual nos enteramos, mi novia (Ivonne) y yo, porque el azar nos ayudó a encontrarnos con nuestro amigo Carlitos. Resulta que faltaban algunas horas para el evento y, como no teníamos plan, decidimos aceptar su invitación, no sin antes ir a comer tacos.El día pintaba para ser interesante y es que sabíamos que a Carlitos siempre le ocurrían cosas afortunadas y desafortunadas, pero siempre fascinantes.

Comenzamos agarrando todos los semáforos en verde, íbamos caminando pero eso nos permitía avanzar sin esperar a que pasaran los coches. Al llegar a los tacos, Ivonne acudió al baño del establecimiento y, a los pocos minutos una señora le abrió la puerta, por lo que al ver que estaba ocupado se fue al baño de los hombres, de lo cual me percaté cuando quise entrar y me topé con una mujer muy molesta que me insultó por querer entrar al baño de caballeros, siendo que ella no había puesto el seguro. Cuando regresé les relaté lo acontecido y, fue así, que supe la versión completa de los hechos.

Al terminar de comer nos dirigimos a la Rotonda de los Jalisciences Ilustres, donde estuvimos platicando sobre fobias y, para variar, se me acercó un gato con cara de general norcoreano (quienes me conocen sabrán que tengo un miedo tremendo a esos animales). Después del susto, caminamos hacía la Plaza de la Liberación, el lugar donde sería el flashmob pasando sobre una alcantarilla enorme, a las cuales Ivonne les teme como yo a los gatos.

Al llegar a la plaza, comenzó a llover pero eso no impidió que se llevara a cabo la coreografía, incluso seguían ensayando e invitaban a la gente a bailar, cosa no muy agradable porque detesto bailar y, casi siempre, cuando me niego me ven como un bicho raro, por no disfrutar esa manera que a otras personas divierte. Los tres nos negamos, cada quien por sus razones.

El evento comenzó puntual, con todo y lluvia. Era muy divertido ver a los políticos, que iban pasando por la plaza, correr cuando un gran número de personas se dirigían hacia ellos, seguramente pensaron “México por fin despertó y vienen a lincharme”, pero no, sólo estaba comenzando el flashmob. Durante el baile nos percatamos de que a Carlitos le estaba coqueteando una joven que bailaba frente a él y, al terminar, le sugeríamos que le hablara. Lo bueno fue que no lo hizo, porque resulta que la chica venía con su novio, quien también había asistido a danzar bajo la lluvia. Los comentarios pasaron del “háblale, se ve buena onda” al “qué poca…”.

Lo peor del asunto vino cuando notamos que alguien más estaba tomándole fotos a nuestro compañero, una muchacha muy similar al personaje del famoso vídeo “Obedece a la morsa” y con tanto maquillaje que podríamos haberla confundido con Lagrimita. Posteriormente a la sesión fotográfica, ella se despidió de Carlitos con un gesto de adiós en la mano. A los pocos minutos, vimos a uno de los reporteros que dan las noticias locales del canal 4, quien se paseaba con una cara de “soy famoso, pídeme una foto”. Más tarde, nos quedamos a escuchar la música de dos orquestas juveniles. Al final nos fuimos temprano porque la lluvia siguió haciendo de las suyas, con el frío como su aliado.

Fue un excelente día que me enseñó que la misantropía se comparte, y qué mejor que compartirla en compañía de mi pareja y de nuestro amigo Carlitos, a quien siempre le suceden cosas interesantes, como cuando necesitaba hacerse una limpia en el Mercado Corona y éste se quemó, pero esa es otra historia…

.

.¿Quieres leer más textos de Chukes?chukes
Visita su blog
universosjeanrush.blogspot.com
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s