Labrapugs

Esta situación resulta cuestionable tanto moral como biológicamente ¿Puede un pug macho hacer lo suyo con una labradora?

Durante nueve felices meses viví con Sahib y sus hijos Camila y Romeo. Él es un hippie sabroso, dulce y apapachador. Cami es rubia y guapa, 30 kg de carisma y ternura en forma de perrita labrador. Romeo es un pug muy guapo, tan guapo como puede ser un pug tierno, gruñón y melancólico; probablemente su ánimo taciturno se debe a que es ciego y tuerto. Le queda un ojo que no funciona, evidencia de que la naturaleza a veces tiene un sentido del humor bastante extraño.

            A finales del año pasado Camila atravesó por esos días en los que una se vuelve irresistible para los machos. No podíamos salir a la calle , la realidad cotidiana de una rubia guapa en la Ciudad de México.

            Una tarde, Sahib regresó con la novedad de que Camila acababa de pasar por ese evento entre placentero y traumático conocido como la primera vez. Resulta que en algún momento en que el papá humano se distrajo, un perro mestizo y atigrado con forma de labrador vio la oportunidad de ligarse a la guapa del barrio. Cuando Sahib reaccionó  era muy tarde, en sus palabras “Ya le habían aplicado candado”.

            Más de alguna vez gente en la calle se detuvo a preguntarme si pensaba cruzar a la guapa perrita que me acompañaba. Me hablaban maravillas de sus labradores machos y hasta me enseñaban fotos. Tanto galán de alta alcurnia y Camila se entregó al callejero al que nunca volverá a ver. ¡Ni hablar! No será la primera hembra que elige al donador de esperma equivocado.

            Tan sólo un par de días después del incidente supe que Cami estaba embarazada. Empezó a dormir y comer de más, su ánimo estaba distinto, no sé cómo explicarlo pero podría decir que menos infantil y más aseñorado; y juro, aunque  nadie me cree, que la escuché tener náuseas matutinas. “Es muy pronto para que tenga síntomas de embarazo, si es que los perros los tienen…” Me dijeron a quienes les compartí mi preocupación de tía metiche.

 Y como toda tía metiche, tenía razón, la niña estaba panzona.  Las crías nacieron antes de alcanzar a preguntarnos qué haríamos con su tierna descendencia, la cual esperábamos muy vasta considerando que Camila nació de una camada de diez, pero para nuestra sorpresa sólo fueron dos cachorritos chatitos y grises que, aunque hermosos, no tienen mucha forma de labrador. Cualquiera diría que se parecen a su tío Romeo, que hasta el alumbramiento estaba libre de sospechas porque al parecer todos olvidamos que los pugs taciturnos, ciegos y tuertos también tienen instinto. El papá humano niega está posibilidad y se ríe nervioso cuando alguien la menciona; los demás sólo cuchicheamos cuando no se da cuenta porque no hay otra manera de hablar de los oscuros secretos de familia.

labrapug-sahib

El abuelo humano con las crías

Esta situación resulta cuestionable tanto moral como biológicamente ¿Puede un pug macho hacer lo suyo con una labradora? De ser posible Camila tuvo que haber facilitado bastante las cosas, sólo así se explicaría que los bebés no se parezcan a ella ni al vago que tuvo la suerte de robarle su virginidad ¿O será que el labrador atigrado llegó a remover los atoles de Romeo?

 Hay quién tiene la teoría de que si nunca abren los ojos son de Romeo. Otras personas menos sutiles han llamado engendros a esta extraña e incestuosa cruza, pero para mí, como la tía cuervo que soy, una mezcla de mis dos perros favoritos no podría resultar más que en bolitas peludas de amor.

labrapugs-abril

La tía metiche conociendo a los bebés

Hasta que alguien se anime a pagar la prueba de ADN, no queda más que vivir con la incertidumbre del incesto y la paternidad dudosa, y tampoco seremos los primeros a los que les pasa. Hoy nuestra única certeza es que, de todas las bromas que la naturaleza le ha hecho a Romeo, los labrapugs son la más bonita.

Y para quién duda de la capacidad de Romeo para procrear, aquí la evidencia de que este Pug lo puede todo.

img-20170124-wa0024

Agradecimiento especial a Sahib Esau por permitirme publicar esta bella historia.

Ilustración: Hipocampo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s