Challenge Accepted

-Creo que le gustaste a la mesera…- Me dijo Denis después de que la chica en cuestión me sonrió bonito al llevarme mi segunda chela.

-No creo, quizá sólo le pareció tierno que yo haya pedido otro tarro y tú aún no hayas terminado tu margarita.

Ese día llegué antes que él y ordené un trago; mientras lo esperaba se acercó la mesera para preguntarme qué me hacía falta: “Muchas cosas” le dije “pero ninguna que tú me puedas traer…” Rio y me dio unas palmaditas amables en la espalda. Nada como ser condescendiente con quien tiene pinta de borracho depresivo, somos nosotros los que sostenemos los bares y dejamos todo el cambio y el corazón en las propinas.

Un par de veces la sorprendí volteando hacia nuestra mesa, es parte de su trabajo como también lo es sonreír y ser amable; que fuera alta, lindas piernas y una espectacular cabellera rubia y rizada, sólo sumaban puntos a sus potenciales propinas.

Seguir leyendo

Anuncios

La tesis

El tesista brinda por su meta cumplida y sus papás porque el muchachito ya no tiene pretexto para no buscar trabajo

 

A todo universitario le llega la hora de graduarse, independientemente de que le haya costado un gran esfuerzo terminar la carrera o de que su único mérito durante esos cinco años haya sido no desertar ni morirse. Una vez que el cuerpo se recupera de los excesos de la fiesta de graduación, uno por fin se anima preguntarse qué va a hacer para que le entreguen su título.

Seguir leyendo