La niña de Neptuno

La conocí en una fiesta. Tenía los ojos grandes, pero había cierto aire distante en ellos. La comisura de sus labios estaba especialmente curvada y aunque sonrió ligeramente al entrar, seguía llevando una inmensa C invertida debajo de la nariz. Era una mujer pequeña y eso le daba a su actitud taciturna cierta ternura infantil. Parecía la caricatura de una niñita a la que colorearon con los tonos de un día nublado, una niñita que en vez de llevar un globo y una paleta iba sosteniendo una nube gris y una botella de whiskey.

Seguir leyendo

Anuncios

La tesis

El tesista brinda por su meta cumplida y sus papás porque el muchachito ya no tiene pretexto para no buscar trabajo

 

A todo universitario le llega la hora de graduarse, independientemente de que le haya costado un gran esfuerzo terminar la carrera o de que su único mérito durante esos cinco años haya sido no desertar ni morirse. Una vez que el cuerpo se recupera de los excesos de la fiesta de graduación, uno por fin se anima preguntarse qué va a hacer para que le entreguen su título.

Seguir leyendo