5 tipos de patanes

Mezclé todo lo que sé y me han contado sobre los patanes, con  las cientos de horas que he pasado mirando televisión y éste fue el resultado:

 

Según un artículo de dudosa fuente que encontré en Internet, las personas acusadas de patanería reúnen lo que los psicólogos de la personalidad han llamado “la tríada oscura”, la cual incluye una alta dosis de narcisismo, es decir, se sienten la flor más bella del ejido y aún no logran comprender qué está esperando el Sol para ponerse a girar alrededor suyo; una mente maquiavélica porque, con tal de conseguir lo que quieren, son capaces de decir o hacer cualquier cosa, y una ligera tendencia psicópata, porque en todo el proceso no sienten la menor culpa. Si usted ha tratado con un patán o patana estará de acuerdo con que hay algo oscuro en su personalidad, sin embargo, tómese la información con reservas y recuerde que uno no puede creer todo lo que lee en Internet y mucho menos si lo dijo un psicólogo.

Seguir leyendo

Anuncios

Botana de bar

No trates como dedo de queso a quien te trata como sabritón

Sale el sol y tu cabeza decide empezar a punzar. En la boca, sabor a cerveza seca, botana rancia y ceniza; en el suelo unos calzones que no parecen tuyos y a tu lado un brazo que definitivamente le pertenece a otra persona… Le preguntas a tu cerebro de quién es y se ríe de ti: “¡Vaya! ¿Ahora sí te importa mi opinión?”

Seguir leyendo

Melancolía de Abril

Texto escrito el  01 de abril de 2016

Hace tiempo que no hablamos. Desde ese último abrazo no te he vuelto a tocar, ya no he escuchado tu voz, ni he visto tu nombre brillar en la pantalla de mi celular; ha pasado tanto que casi me he olvidado de tu aroma, casi… Asumo que sigues vivo porque no hay indicios de lo contrario pero desconozco si cambiaste de trabajo, si seguiste haciendo ejercicio o si leíste el libro que ya no me regresaste. Tampoco sé cómo te has sentido desde que no estoy, supongo que mi ausencia tienen sus ventajas, por ejemplo, ya no tienes que pausar la película porque a cierta señorita le dio verborrea, seguro ya no hay manchas de salsa en tus colchas y muy probablemente la mariguana ahora te dura el doble; pero no sé si a pesar de todo me extrañas, no sé si recuerdas la forma en que te llamaba, si aún conservas la sensación mis dedos en tu barba o si como yo, también tienes que voltear hacia otro lado al ver a una pareja caminando de la mano. A veces me pregunto si piensas en mí cuando alguien dice mi nombre… creo que no, pero si sí, ojalá lo hagas con gusto, de lo contrario te auguro un mes complicado.