La insoportable persona que vive dentro de uno

“Sabemos el tipo de persona con la que tienes que lidiar…” decía un mensaje que abrí por error en un celular ajeno. La persona de la que hablaban era yo; la que enviaba el mensaje, una amiga. No me sorprende que la gente cercana me encuentre difícil, incluso para mí es complicado convivir conmigo. Los demás tienen la opción de alejarse, yo no: o me aguanto o soy otra.

Seguir leyendo

Anuncios

Los niños ya no saben jugar

En los 90, mi papá coleccionaba los muñecos de la cajita Sonric’s, esos que eran réplicas de plástico de las caricaturas de Hannah-Barbera. Pese a su intento por convencerme de que era más divertido verlos que jugar con ellos, insistí en hacerlos míos. Mis favoritos eran el elenco de Popeye porque, aunque nunca vi el show de TV, me ofrecían grandes posibilidades narrativas fuera del guion.  Con muebles en miniatura, cada tarde armaba el set y montaba el episodio de una telenovela que tenía más o menos el siguiente argumento:

Seguir leyendo

Escribir “en serio”

“¿Ya piensas escribir en serio?”, me preguntaron el otro día. Fue más fácil responder una zoncera, que explicar que desde hace tres años no he hecho otra cosa. No ha pasado un día en que no escriba, lea, vaya a talleres, rumie ideas o, en su defecto, me recrimine por no estar haciendo alguna de las anteriores. Si eso no es tomar con seriedad un oficio, entonces, por favor, que los autores serios me expliquen cómo se hace.

Seguir leyendo

A mis amigos machistas:

Hay hombres que asumen que el simple hecho de nunca haber violentado física o sexualmente a una mujer, los libra de ser considerados machistas. Asumen, por ejemplo, que por abstenerse de gritarnos improperios en la calle, ya son grandes promotores de la igualdad de género. Se ubican a sí mismos del lado de los buenos, de los justos, de los caballeros, sin cuestionarse su forma de pensar y actuar en lo cotidiano. Dicen que #NoTodosLosHombres son así, se quejan de que ahora ya no nos pueden ni voltear a ver, pero no hacen el mínimo intento por comprender por qué nos enojan tanto esas miradas y porque su falta de interés y empatía también nos parece machista.

Seguir leyendo

Taxonomía del dolor

Nunca sabremos con precisión cuánto le duele algo a alguien porque cada piel es distinta y cada punzada lleva su propio camino. Los dolores son únicos pero hay unos que duelen más que otros. A los más grandes es inútil compararlos, se anuncian, se quedan, se callan y se van; luego vendrán los siguientes a posarse sobre la costrita que dejaron los primeros, y entonces uno ya no tiene la sensibilidad para distinguir cuál le ha dolido más.

Seguir leyendo