Lo que la vida no te da, Tinder no te lo presta

Soy un extraño caso de serendipia tinderiana, también conocida como Tinderipia. La mayoría de los millennials no tenemos seguro social, fondo de ahorro, ni posibilidades de comprar una casa, pero Dios nos ha dado Tinder para que sepamos que no se ha olvidado de nosotros. Si usted tiene los suficientes recursos tecnológicos para babosear en … Sigue leyendo Lo que la vida no te da, Tinder no te lo presta